Para el gobierno, el problema del Sur de Córdoba es asunto de poca monta

0
521
Se refleja en el sur de Córdoba el efecto de la presencia de los cultivos de uso ilícitos, hoy son Los Caparrapos y las Disidencias de las FARC las que se disputan la zona, ayer era El Pollo Lezcano, Danilo, Macaco, Mancuso y la Guerrilla, y mañana será cualesquiera que se llamará como se le dé su reverenda gana, eso sí, el factor común de todas estas épocas de la historia del Sur de Córdoba, es LA MATA QUE MATA.
Cuantos amigos y familiares nuestros estarían vivos al día de hoy sino fuera porque en nuestras narices y con nuestro silencio cómplice se ha establecido una industria de producción de base de coca, la que siempre financia al grupo de delincuencia organizada del momento.
Algunas personas que nunca tuvieron nada que ver con algo ilícito han sido masacradas y otras que no tuvieron la fuerza para resistir la diabólica tentación de los cultivos de uso ilícito  terminaron involucrados en algo que no planeaban hacer que les costó la vida, como dirían los intelectuales cachacos que no saben ni miercoles de lo que realmente pasa en las regiones de Colombia, fueron reclutados.
Hoy en Puerto Libertador hay un desplazamiento masivo de campesinos que supera las dos mil personas, porque alguien que manda más que el propio Estado dio la orden de desocupar la zona.
Contradictor férreo como siempre lo fui de Mancuso, me da tristeza reconocer que al menos en su época había una voz de mando unificada, uno sabía que hablando con Martín, con El Pollo, con Andrés o con el propio Mancuso se podían aclarar las cosas, pero hoy no se sabe ni quien es el jefe, quizá el jefe de jefes sea un chirrete con un celular en una cárcel.
¿Será que tener una reserva natural nos condena a ser una cueva de ratas, esas que llegan a imponer unas leyes de convivencia social diferentes a las que se tienen  en el resto de Colombia?, porque si eso es así somos una Nación diferente a la del Pueblo Colombiano y deberíamos independizarnos de la República o cuando menos separarnos del departamento de Córdoba, porque las directivas de Montería y Sahagún han demostrado que no les importa lo que pase en el Sur de Córdoba.
El broche de oro lo ponen el Tontarrón ese que tenemos de Ministro de Defensa, quien dice que son doscientas personas las desplazadas y no dos mil, y la señora Gobernadora, quien acusa a los desplazados de fingir su problemática para limosnear un mercado, de ese tamaño será la atención integral del Estado Central y Departamental, así como para un asunto de poca monta.
Por ahora solo nos queda invitar a los nativos de la zona, a que se acojan a los programas de sustitución de cultivos de uso ilícito y que abandonen de una vez por toda esos malditos cultivos, que han sido la causa de muerte para muchos y por los que están a punto de matarnos a todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here